Anomalías en el tubo de escape del auto

No es normal que el tubo de escape del auto bote gases de otros colores; si durante estos días se ha fijado que esa parte de su carro actúa de forma anormal podría ser por múltiples causas.

Diferentes gases que pueden salir del tubo de escape del auto

Según el portal Autocasión, hay diferentes clases de gases. El humo blanco y espeso que sale del tubo de escape  justo en el momento que se enciende el motor se debe a una mala puesta a punto del sistema de inyección diésel o gasolina. Ese humo blanco es en realidad vapor de gasóleo, lo que significa que el sistema de inyección tiene problemas.

tubo de escape del auto

Imagen de: talleresentrepuentes

El humo blanco en frío y en caliente, este gas se dispersa rápidamente; es normal que durante los días de frío suceda ya que se trata de vapor. Este efecto también sucede porque al quemar un hidrocarburo – diesel o gasolina- se genera un vapor de agua que es expulsado por el tubo de escape.

De acuerdo con el experto en automotriz, Saturnino Núñez Chanquet, si persiste esta anomalía generalmente se trata de un problema de refrigeración, esta reparación puede salir muy costosa si no se arregla a tiempo.

Humo azulado y oloroso. Si apenas prende el carro sale humo azul con un fuerter olor a quemado, lo que sucede es que el aceite del vehículo está entrando a la cámara de combustión.

Esto suele pasar por los siguientes motivos:

  • Las guías de las válvulas están gastadas
  • El moto está gastado
  • La cabeza del motor (culata) está averiada y deja pasar el aceite al cilindro número 1.

Humo negro al acelerar: Este gas se da por la mala combustión del gasóleo, normalmente por un exceso de carburante, falta de oxígeno, o por mal funcionamiento de los inyectores. Suele producirse al acelerar a fondo. Tenga en cuenta que si el humo continua durante todo el trayecto se trata de una avería que generalmente sucede en la válvula recirculadora de gases de escape.

Si su vehículo presenta alguno de estos problemas llame de inmediato a su concesionaria o mecánico ya que de lo contrario el problema podría agravarse y dañar por completo la máquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *